20 enero 2006

Plumas y Espadas

Que un capitan use la pluma antes que la espada es objeto de desprecio por la progresía.
Si usara la espada también sería denostado.
Y mientras tanto los norteños y catalanes con patente de corso pueden decir lo que les de la gana.
Leer la Consitución es una grave ofensa a Cataluña. Tener opinión distinta a la de los Progres es delito y caverna.
Pues mira, ¡Iros a la mierda!
¿Cómo ha podido El Mundo equivocarse de legionario?