14 julio 2006

Carta a Miguel Angel Blanco

Hola Miguel.
 
No se si te acordarás de mi. Te conocí hace 9 años, pero claro, había tanta gente pendiente de tí aquellos dias...
 
Soy el que se parecía mucho a tí, luchaba en uno de mis primeros trabajos, acababa de conocer a una chica fantástica, a veces iba a ver el grupo de mi hermano en el que tambien tenían un bateria que trabajaba como tú. Mi vida estaba llena de ilusiones, como la tuya.
 
Quizás sí me recordarás si te digo que soy el que rezó como nunca había rezado antes durante 48 horas eternas, el que lloró como un niño ante un televisor lleno de cartas de ajustes, abrazado por única compañia al perro que me acompañaba en mi piso de soltero. Soy el que salió a la calle con otros muchos españoles a gritar de rabia lo que era obvio, que los que te habían matado eran unos asesinos.
 
Han pasado nueve años...no me he dado ni cuenta.... y el que ahora llora en mis brazos es mi segundo hijo, que he tenido con la que ahora es mi mujer (sí, ¡me casé con aquella chica!). Ahora dirijo una empresa, mi carrera profesional va muy bien y tengo una bonita casa en la que vivimos juntos los cuatro,bueno los cinco con aquel perro que sigue con nosotros.
 
En 9 años han cambiado muchas cosas. Tantas cosas han cambiado que me da miedo contártelas. Tu madre y tu hermana - está muy guapa - están bien, no se nada de tu novia. Tu padre habla de ti con orgullo en la tele.
 
De los últimos a los que viste en vida, Txapote y su novia, sí que tengo noticias. Siguen juntos, y se lo pasan muy bien. La última vez que les vi, a través de un cristal, se reian mucho. Su familiares y amigos también rieron a carcajadas. El tio de la que te sujetó mientras te disparaban, un señor con cara muy agradable, ha salido en la tele diciendo que "eran patriotas cuumpliendo su deber". Liberando al país que gente como tú habiais invadido.
 
Cuando les vieron reirse tu madre y tu hermana les gritaron lo que yo pensaba, lo que todos los españoles de bien pensamos. Ellas no estaban contentas.
 
Y ahora, tengo noticias que no te vas a creeer. El Presidente que tenemos ahora, despues de un enorme atentado que hubo hace dos años y del que casi no sabemos nada, está hablando con los que te acompañaron a aquel camino de tierra. Sí, con ellos y sus amigos. Y no deja que tu hermana ponga unas flores en tu honor en el Congreso. Y dice que lo importante es la paz. Y ha quitado las subvenciones a una organización que ayuda a familiares de víctimas como los tuyos, Y no escucha a miles de personas que le piden que no negocie con los asesinos, Y promete cosas que luego no hace. Y escucha a los etarrras y sus amigos. Y dice no se que de un proceso de Paz, como si esto fuera una guerra en la que tú hubieras pegado algun tiro.
 
Yo sigo pensando que lo importante eres tú (y tantos otros) y no olvidaros. Y sigo saliendo con rabia a la calle.  Porque creo que lo que ha cambiado no ha sido para bien.
 
Porque yo no podría mirar a los ojos a tus asesinos, mientras se ríen, como hace ahora nuestro Presidente.
 
 
Firmado: Un amigo
 
 

1 comentario:

La Noche dijo...

Emotiva carta recordando a Miguel Ángel Blanco una persona que nos lleno el corazón, por la vitalidad y los proyectos como los de cualquier joven de su edad que se la arrebataron injustamente. En esos momentos y en otros siento una gran rabia e indignación pero nada ha cambiado como tu bien mencionas están disfrutando de la vida.
Un abrazo