12 junio 2007

Papá, ¿De dónde somos?(Carta para mis hijos)

El mayor de mis hijos me lo pregunta constantemente. En su inocencia de cuatro años recién cumplidos ha llegado a la conclusión que él es de muchos sitios: de la casa de papá y mamá, de las casas (y ciudades de los abuelos), de los sitios de veraneo y, tras su reciente viaje, de Milán. Si se le insiste, el siempre contesta, siempre en plural, y con cierta duda"pero nosotros somos españoles". Por ello a él, y a su hermano de un año, van dedicadas estas líneas.

¿De dónde somos?
Queridos A. y V.:

A. Tienes toda la razón en que eres de todos esos sitios y de ninguno. Incluso en el caso de Milán hay un cierto período en el que era compatible el ser español con ser de aquel lugar.
La verdad es que ser español es algo difícil de describir. Como hermano mayor empiezas a conocer por las historias que papá te cuenta, que España está llena hasta las costuras de héroes, de caballeros, de infantes, de héroes, de tercios, de legiones, de conquistadores, de santos, de pensadores, de Emperadores, de vasallos, de libertadores, de revolucionarios, de descubridores, de gente valiente y aguerrida. Gentes que - por honor o por desesperación - fueron capaces de hacer cosas que gentes de otros lugares, sencillamente, no pudo, supo o tuvo los redaños de hacer. En los cuentos en los que trato de resumirte nuestra historia, también te hablo de los muchos malos, traidores, asesinos, ladrones o sencillamente sinvergüenzas que pueblan nuestra historia, casi en la misma cantidad que los de la primera categoría.
Por eso decir que eres español, no es necesariamente el tener un orgullo cerril y vacío de "toda la razón". No. La fortuna ha querido que nacieráis en un lugar, con familia de varios de sus rincones, casi de cada una de sus cuatro esquinas, del que podéis aprender mucho, tanto de lo bien hecho como de lo mal hecho. Alguien dijo que "quería a España porque no le gustaba". A mi, las más de las veces, España me viene a la mente cuando me duele. Así que el dolor de ser Español es también algo con lo que debereis aprender a vivir.
Y, ¿ porqué la gente mira mal cuando dices España?.
Es curioso, porque el territorio entre los Pirineos y el Atlas africano, de Finisterre a la antigua Cartago Nova, han sido considerados siempre como un territorio único. Gentes diversas (de mar, de montaña, de secano, de regadío, ...), pero todas ellas unidas por algo, indefinible, que les hacía distintos.
Durante más de 3.000 años ha existido un término,Isephanim(púnico-Fenicio), Hispanía (Griego), Hispania(latín), Al-Andalus, España, ...que hacía referencia a ese territorio y Hispanos, Españoles, ... a sus habitantes.
Es únicamente en una fracción muy limitada de nuestra historia (concretamente desde que surgieron movimientos globalizadores como el marxismo primero o el Comunismo,depues), que el termino ha sido relegado, primero por desprecio, y luego por odio a un uso marginal. Sin duda algunas cosas hechas en el nombre de España no han sido correctas, pero la acción de eliminación constante del término no oculta el deseo, el objetivo, de acabar con la diferencia y la riqueza de nuestra nación.
¿Debo tener miedo de definirme como Español?
En absoluto. Ser español es un orgullo, pero también una tarea. La tarea que todos los españoles tenemos es dura. Debemos conocer y asumir una historia plagada de contradicciones. Debemos ser capaces de resistirnos a lo malo que nuestro país tiene , y ser capaces de dejar a nuestros hijos una fracción algo mejor que la que recibimos. Para lograrlo el español se enfrenta a su peor enemigo, otro español. Por definición cada vez que en este país se trate de hacer una bienintencionada mejora o un cambio, surgirán los que se resistan y recurran a cualquier extremo para hacerte caer. Somos la nación de Caín y Abel en muchos momentos.
¿Y los que no quieren ser españoles?
Cada uno puede ser lo que quiera (como en la Legión), pero no permitais que aquellos que sientan otra cosa os impongan en vuestra presencia mentiras para apoyar su decisión. Si no quieren a España no podemos obligarles, pero no pueden negarla, por mucho que la odien. Es muy típico del que trata de pensar o sentir distinto apoyarse en realidades ficticias para llenarse de razón. Por mucho que les duela a quienes ahora odian o reniegan de España, os dejo un breve equipaje de ejemplos de hechos indiscutibles que han sufrido sistemáticos intentos de falsear la historia de España, adaptándola a su nueva creencia anti-española:


  • Cataluña no fue nunca un reino. Barcelona no pasó de ser un condado sometido al Reino de Aragón.
  • Los campesinos catalanes conocidos como "Els Segadors" se levantaron en armas (y por cierto fueron derrotados) para imponer un Rey absolutista al resto de los españoles.
  • El rey Sancho III el Mayor fue uno de los reyes más importantes del Medievo español, precursor de la unidad de los reinos de España y conocido en su época como Hispaniarum Rex” (rey de “las Españas”). Nada que ver con el "rey de los vascos" que ahora pretenden crear.
  • El Español es un idioma de frontera que se crea, precisamente, en la frontera entre el romance con otras lenguas (guipuzcuano, gallego, vizcaino, ..) como forma de entenderse. Y desde luego nunca fue impuesta. (por hacerlo muy sencillo... cuando a un pastor vasco le convenía cambiar un queso por un arado le convenía entenderse con su interlocutor que hablaba un latín vulgar). De hecho hay quien sostiene que el Español lo inventaron los vascos y, de hecho, las primeras palabras que se conservan del español son en la zona de la rioja (probablemente anotaciones de un guipuzcuano para no olvidar el nuevo idioma y sus entresijos) y que incluían también, pocas páginas más arriba, una de las primeras referencias escritas en vascuence.
  • Han sido muchos los vascos (o mejor dicho, Guipuzcuanos, Vizcainos o Alaveses) que han dado algunos de los mejores momentos y gloria a la historia de España: Lope de Aguirre, Juan de Garay, Los Cancilleres, Consejeros, Ministros, Presidentes del Gobierno, Almirantes, Capitanes Generales y Virreyes vascos se cuentan por cientos a lo largo de los siglos. Diego López de Haro (el Señor de Vizcaya, vanguardia del ejército castellano en Las Navas de Tolosa), Pedro López de Ayala (Canciller de Castilla), Elcano (que dio a España el honor de dar la primera vuelta al mundo), Legazpi (el marino de Zumárraga, conquistador de Filipinas), Urdaneta, Ignacio de Loyola, los Oquendo (marinos donostiarras que se distinguió en tantas batallas en los siglos XVI y XVII), Blas de Lezo (el Almirante de Pasajes, vencedor de los ingleses en Cartagena de Indias; aquél que amenazó con reducir Génova a cenizas si los genoveses no le pagaban lo adeudado a la Corona y no saludaban debidamente a la bandera de España), Churruca (el marino de Motrico, héroe de Trafalgar), Arriaga (el malogrado "Mozart español"), Zumalacárregui (el general carlista que manifestaba su pesar por que se hubiesen armado "españoles contra españoles"), Unamuno, Maeztu, Baroja (los tres grandes enemigos del nacionalismo vasco), Zuloaga o Zubiri?
  • Los gudaris son un invento de un señor que confundía a los vascuences con los Cantabros (el nombre que utilizaron los romanos para referirse a diversos clanes norteños que se refugiaron en los montes ahora de ese nombre)
  • La nación andaluza no ha existido nunca, ni siquiera en el período de máxima expansión de los califatos de Córdoba existió una unidad en un territorio (al Andalus) que, qué casualidad, para los árabes comprendía toda la Hispania Romana
  • ....Y así hasta la nausea de burdas manipulaciones de nuestra historia.

El mejor consejo es que conozcáis la Historia de España mejor que sus enemigos, en sus cosas buenas y en sus cosas malas, para que jamás os cuelen "refritos" interesados.

¿Y los idiomas?

Debeis conocer, hasta donde podáis, y amar las lenguas que se hablan en vuestro país. Pero ojo, el mismo respeto habéis de darle al vizcaíno(nada que ver con el Euskera) que el habla de las Alpujarras, el gallego de Rosalía que la fabla, el catalán que el valenciano, el panocho murciano que el "fino" castellano de Valladolid. Un español que se precie de serlo ha de conocer y amar esas lenguas que son, al fin y al cabo, parte de su realidad. Y ante la duda, cuando no entiendas, recurre al español, nuestra lengua de encuentro, no de división.

Pero cuidado con las tonterías de las nuevas lenguas inventadas que os harán pasar como las auténticas: lusistas en Galicia, pro-catalanistas en valencia, euskaldunes unitarios en Vascongadas, ...pretenden imponer una unificación falsa basada en sus propios intereses.

Entonces, ¿Soy Español?
Os voy a pedir unas cosas, hijos míos: No digas que eres español si no estás dispuesto a algún sacrifico, lucha o tarea por serlo. No digas que amas a España si no eres capaz de amar también mucho de lo malo que en su largo y complicado ser lleva dentro. No grites ¡España! si no eres capaz de mirarla con cariño, pero con crítica, para poder intentar mejorarla.

Antes, los que servimos a España bajo sus banderas(fíjaos que empleo el plural), juramos fidelidad a la que unifica a todas ellas. La bandera Roja y Gualda. Juramos defenderla hasta la última gota de nuestra sangre.

Ahora ese juramento ya no han de pasarlo la mayoría de los españoles, pero, si es preciso, os pido que seais capaces de defenderla, honrarla y mejorarla. Con sacrificio personal, si es preciso, y siempre hasta la extenuación.

Pero si sois capaces de amar, comprender, entender, adorar, odiar, incluso criticar esta tierra y a sus gentes, entonces podreis decir con orgullo que de España sois y que mereceis ser Españoles.

Un beso de vuestro padre que, cada día, aun trata de ganarse el título de español.

9 comentarios:

Nando dijo...

Enhorabuena por tu texto Iulius, es muy bonito y emocionante, de verdad, has conseguido ponerme los pelos de punta. Creo que si hubiese mas gente como tu, las cosas irian bastante mejor de como nos van. Y que aunque te conozco poco(solo internet), tus hijos pueden sentirse orgullosos de su padre. Un abrazo muy grande y enhorabuena otra vez.

Anónimo dijo...

Bah!

Vaya gilipollez lo de "españa".

No me da la gana de ¿amar? esta mierda de pais cateto.

Ser español es una cuestion geografica. Alguien sabe si se puede ser apostata de su nacionalidad?

A. Nonimo

Javier Ayanotna dijo...

Mi más sentida enhorabuena por tu emocionante artículo. Yo creo que, desgraciadamente, España es el único país del mundo donde se permite renegar de la propia Patria. Gente "progre" como el valiente "anónimo" que ensucia tu blog con sus rebuznos, en un país serio estarían en la cárcel o en el manicomio. Un abrazo. Viva España. Arriba España.

HartosdeZPorky dijo...

¡¡¡Chapeau!!!.

Jorge dijo...

Desde luego, los mejores posts salen del corazón y éste es un gran ejemplo de tu amor por tus hijos y de tu amor a España.

Da gusto pensar que hay gente como tú, y a mí desde luego me queda la satisfacción de haber emparentado contigo.

Un abrazo.

El Editor (a.k.a. Iulius Carter) dijo...

A.nónimo: Eres la perfecta prueba del 9 de mi texto. Como mínimo reconoces que es un país y luego lo calificas de cateto. Comparado ¿con qué?. Haz lo que quieras,pide la nacionalidad bulgara o albanesa , o mejor preguntale a tu padre dos cosas: 1. porqué eres español, 2. porqué es de gente educada el identificarse (aunque sea con un alias creativo)

Jorge: CUñaoooooooo!! ;-)

Al resto: gracias.

Anónimo dijo...

Felicidades por tus artículos. Solo una precisión, las primeras palabras escritas en español y vascuence se encontraron en San Millán de la Cogolla que está en La Rioja, no en La Rioja Alvesa.

Elena Sánchez dijo...

Que poquita historia sabemos!!!. Por favor, busca que es el Condado de Barcelona, dentro de la Marca Hispanica, y si puedes, busca un mapita de ello. Eso por un lado.

Y por otro, lee como estaban organizados los imperios medievales.

Haber si leemos algo más que los libros de historia de franco. Que han pasado 32 años y las ciencias sociales han avanzado mucho.

Por cierto, estoy deacuerdo, España menudo pais de catetos, vamos siempre a la cola del resto.

Juan Adrián Villar de Liria dijo...

Los nacionalismos son un cáncer a extirpar. Eso incluye al catalán, al vasco y al español. No me vendéis la moto porque un nacionalismo español justifica a ETA, a Otegi y a todos.

Aznar tenía razón: esto acaba como en los balcanes. Pero la culpa es también suya y de FAES y de toda esta moda de sentirse orgulloso de ser vasco, catalán y español con las pulseritas y las banderitas.

España no es Francia ni Alemania y a los que les joda que se larguen de aquí o aprendan un poco de historia. Ya puestos yo prefiero el Imperio Católico, que estaba por encima de cualquier gilipollez de españolismo y era universal, como todo imperio que se precie.

Las nacionalidades son de paletos. Mejor harías enseñando a tu hijo geometría, filosofía o latín en vez de meterle tanta estupidez en la cabeza que le va a volver un zoquete.