16 febrero 2008

¿Y quién soy yo?: Mi familia, España, la infanteria de marina, el rugby y la comunicación

Hoy un amigo me comentaba lo peculiar de mi caracter y muchas de mis ideas. Tratando de encontrar una explicación he hecho un repaso a las cosas que marcan mi vida, y puedo sintetizarlas en Mi familia, España, la infanteria de marina, el rugby y la comunicación.

Mi familia. Tanto la familia de la que vengo como la que he formado han marcado y macarán el mayor pocentaje de quien soy. Haber nacido en el seno de una casa en la que las ideas, los valores, el debate, el esfuerzo y el sentido del Honor estaban tan arraigados, sin duda hacen mella en uno. Juntos vivimos una "transición" diferente, en la que los padres de niños a los que conocíamos, nuestro vecinos en las "viviendas" o en el "club" morían y eran enterrados por la puerta de atrás, mientras en la calle pasaban las manifestación del PCE, del PSOE, pidiendo a la ETA más metralletas. Más adelante encontré a quien es mi mujer, y super que era la mujer de mi vida viéndola caminar por un parque aun humedo de lluvia. Con ella reforcé el respeto por el esfuerzo, el trabajo, la sobriedad. Mis hijos beben ahora de dos fuentes que les harán muy fuertes. Mi padre, el milagro de renacer, el trabajo e inteligencia. Mi madre, cultura, historia y patria. Mi abuelo Emilio, honor y caballerosidad. Mi hermano, fuerza, valor y candidez. Mi hermana, inteligencia, orgullo y un toque de locura. Mi mujer, mi otro yo, mi contrapeso, mi corcho que me ayuda a flotar. Y mis hijos, mi vida. Una vida que va de la familia Telerín a la unidad de la familia con las víctimas del terrorismo, muchas de ellas tan cerca de nuestra familia, que pudo haber sido una de ellas tantas veces

España. La riqueza de una historia milenaria, una riqueza de variedades que forman un todo único, lo más glorioso y los más perfido. Un entorono para ser feliz pero también para sufrir. Lo mejor y lo peor del mundo. Dolor de España. Quiero a España porque me duele. Un video cuya música me ha hecho mucha gracia y otra que me saca las lágrimas y debería ser el verdadero himno nacional

La infanteria de Marina. Unos meses de esfuerzo, una escapada de mi vida de universitario, empezar desde cero, la democracia espartana en estado puro, un desembarco en la realidad social de mi país, una disciplina y unos valores. El juramento a una bandera y a un país..."hasta la última gota de mi sangre". El encuentro con mi verdadero yo. Muchas horas de guardia, de garita, de barco, de mar y de monte. Lágrimas, por la injusticia, y sí, también el dia que la dejé con un hasta siempre.

El Rugby. El deporte de macarras jugado por caballeros. Honor, esfuerzo y compañerismo. Caer para levantarse. Esfuerzo y entrega. Fin del miedo al dolor. 15 tios que te persiguen para matarte. Empujar una montaña, pero ayudado por Chechu, por Bali, José alberto y tantos otros. Este es un buen resumen de las sensaciones:

La consultoría de comunicación. La visión total del mundo. Muchas horas de aconsejar a otros. Meditar y pensar, pero sobre todo actuar antes de que cierren las redacciones. La emoción de la noticia que abre el telediario y el disgusto de la rueda de pren sa sin periodistas. Muchas ciudades, muchos países, mucho contenido, mucha gente. Nunca estuve tan solo rodeado aquellanoche en sevilla por 150.000 almas.....hablar ante más de 2.000 personas. El 11M en el recinto ferial de Madrid. Las manifestaciones en Galicia. Miles de charlas con periodistas. Como dice mi hijo: "mi papá es el que llena los periódicos". El qué dirán. Este capítulo resume nuestra profesión tan bién....

En fin, este soy yo.....

2 comentarios:

Jorge dijo...

Qué pasa, que los cuñaos no somos familia no ??? Tomo nota ...

El Editor (a.k.a. Iulius Carter) dijo...

Cierto, Corrijo.

Y a mi cuñado, Gandalfito Balogh, que me acompañó de correrías por Seond Life