09 noviembre 2008

El ejercito de Gila. "enemigo, no nos hagas pupa cuando caigamos prisioneros" (no por los miitares sino por los jueces)

No hace fata volverse a ver "la teniente O´neal" para entender para qué sirven los ejercicios de"trato de prisioneros". Lo de esta noticia sobre la condena unos mandos militares es pra reir si no fuera porque las lagrimas me impiden la coña.

Repasemos lo obvio. En qué consiste una sesión de "trato de prisioneros". Hablo con conocimiento de causa, al haber estado sometido personalmente a dos de estas sesiones y haber participados en la menos otras ocho como "malo" en el marco de maniobras de uno de los cuerpos de élite de este país, la Infanteria de Marina. Hablo también desde el conocimiento de haberlo realizado en el marco de maniobras OTAN, y en varias de esas ocasiones acompañados de Royal Marine ingleses, o de los Navy SEALS americanos.

En resumen. Tus compañeros te cogen y te tratan lo peor que puedan, dentro de unos límites muy razonables - digamos que n qdeben quedar moratones ni demasiado mal rollo - para que te hagas una idea, lejana, de las putadas que te puede hacer un enemigo normalito. Lo que te puede hacer un enemigo de los malos malosos no se puede ni prever. Que se lo pregunten al ex-candidato McCain el el Hanoi Hilton, a los españoles caidos en las diversas guerras en Marruecos, etc, etc.

En fin, que todos los ejercitos del mundo hacen esto de vez en cuando a sus soldados y oficiales, para que por lo menos estén sobreaviso de la que les puede esperar si les pillan los malos y no se anden con despistes en la proxima misión.

Pero en España no, según los jueces españoles del amor, el entrenar a un soldado es degradarlo y ofenderle.

Tenerle una hora en pelota y mojarle es humillante según nuestros jueces. Hacerle creer que se ha tirado a un compañero de un camión (hay que ser tolili para creerse que eso va a pasar en un entrenamieno; es como para baja indemiata del inocente en cuestión) es, según los jueces españoles, una forma de tratar "de manera degradante e inhumana" .

Esto es del genero subnormal. Espero que estos mandos condenados tan injustamente no sufran la humillación de un ingreso en prisión por hacer que sus hombres (entre ellos el subnormal de la baja por depresión) estuvieran preparados para la PUTA REALIDAD. Es lo que tiene este país, que vivimos en un sueño en el que hablar de lo que de verdad le puede pasar a un soldado español si cae prisionero o rehén en Libano o Afaganistan es de mal gusto. Pues sepan sus señorías que el trato recibido por ese soldado es una mariconada con la primera putada que se le puede ocurrir al soldadito marroquí, al talibán afgan, al libanés con los huevos pelaos de guerras con sus primos, con sus hermanos o con sus parientes lejanos israelís, etecé, etecé. Al que cojan va jodido, con o sin entrenamiento, pero si le coge entrenado, al menos, tendrá algo a lo que agarrarse cuando en su cubiculo humedo llore como lloramos cualquierar en esa situación.

Y no olvidemos que al talibán de turno se la traen floja las convenciones de Ginebra o la democracia o los derechos humanos. Repito, se la trae floja, y putearán a nuestra gente con todo lo que se les ocurra, y hablamos de gentes realmente creativas.

Lo unico que espero que ahora no se deje de entrenar a nuestros soldados, porque si se sigue lo que este grupo de jueces sunormales abre como riesgo para los mandos, a nuestors chicos y chicas de uniforme más les vale correr ante el enemigo, porque si les pillán, más les vale que llame Gila. ¿Oiga, es el enemigo?