25 mayo 2005

La nueva Guardia de Asalto

Lo de la Policia Nacional en este País está pasando de castaño a oscuro.

Gritar "asesino" a Otegui es delito. Que su compañero no aparezca en el juzgado, no es nada.

Ahora resulta que gritar asesino a Otegui, o "fuera" a Bono, puede traer problemas al ciudadano.

Hoy en la Audiencia Nacional a los allí congregados para descargar su rabia por el democrático sistema de la manifestación, la Policía ha pedido la identificación.

La Gestapo era un poquito más sutil que esta policia corrupta en Asturias, chuleta en sus aparaciones y seguidista de lo que mande ZP (detengan a esos fachas, "A la orden"). Una Policía a la que se les cuelan sirios que desbloquean moviles a terroristas, confidentes que venden explosivos, mujeres de sirios que "descubren" furgonetas con cintas o cuñadas traductoras de vaya usted a saber qué.

Añadamos cuadros de mando que mienten en sede parlamentaria,que informan a Rubalcaba antes que al gobierno, que falsean informes, pierden mochilas bomba o que detienen a personas inocentes.

Recordemos que es la misma policia que no intervino en el asalto a las sedes del PP(durante lo del Prestige), el asalto a las sedes del PP(Cuando la guerra de Irak), el asalto a las sedes del PP(Cuando los sms's) o cuando se llamaba asesino desde Aznar a Fraga.

Hace años un cuerpo de similares "lealtades", llamado Guardias de Asalto, acabó secuestrando y asesinando al líder de la oposición católica por orden del gobierno del PSOE.

Nunca pensé que ese riesgo pudiera repetirse.

Tras lo visto hoy, me temo cualquier cosa.


elmundo.es - Orden de detenci�n contra el ex diputado de Batasuna Salaberria por no comparecer en la Audiencia

1 comentario:

Identidad dijo...

Pues así es, y lo cierto que se
desautorizó una manifestación para cuando viniera el zoquete Otegi a la Audiencia Nacional.

Ésto evidentemente es querer dar una sensación irreal en la sociedad cuando parece que nadie protesta y resulta que todo el mundo está hasta los huevos de etarras, independentistas y sociatas traidores.