26 julio 2005

La Flauta Mágica

Como Nerón, que tocaba la lira mientras Roma ardia, ZP escuchaba la Flauta Mágica de Mozart. ZP ya sabía que en esos momentos 11 personas morían a apenas 100Km del escenario.
En la Flauta Mágica el protagonista, el príncipe Tamino, es perseguido por una serpiente gigante, se adentra en el bosque tratando de huir, pero ha entrado en el reino de la reina de la Noche sin saberlo. Allí llegará a un acuerdo con la reina para casarse con su hija si logra salvarlk del malvado Sarastro.
Tamino, acompañado del pajarero(el personaje que le ayuda, en nuestra historia Rubalcaba) se dispondrá a salvar a su amada, sin embargo una vez llegado al reino de Sarastro, se da cuenta que la realidad es otra, que en el bosque se vive bien y decide quedarse allí al lado de su amada y lejos de la reina.
Para quedarse y pertenecer al templo de los sabios, habrá de pasar una serie de pruebas que Tamino logrará superar. Finalmente los dos amantes se unirán para siempre mientras que su malvada madre será derrotada definitivamente.
Dudo que Zp entendiera nada de la obra(en alemán) incluso con libreto (en castellano). Pero sin duda algo se le quedaría del oscuro bosque en el que Tamino se interna.

Ese es el bosque de Guadalajara que ardía con gente dentro mientras el Presidente de España disfrutaba de la opera.

No entro en responsabilidades(el fuego mata y los que trabajaban en el retén debían saberlo). Dudo que un gobierno regional o nacional tenga responsabilidades sobre bosques que arden, barcos que se hunden o empresas que rompen leyes y presas (acordaos de Aznalcollar). Pero existe lo que se llama sensibilidad humana y valentía política. Barreda, la consejera y la delaVogue han mostrado, al menos, elk coraje político de mirar a los vecinos a la cara.
No pensaba escribir sobre esto, pero el abrazito de este fin de semana preparado comoo una opera mala para las camaras con personaje del lloroso alcalde (pajarero del PSOE), mientras a los vecinos los retenían cientos de antidisturbios, me han asqueado tanto que no puedo dejar de señalar con mi dedo a quien tarda siete días en reunir el valor de afrontar la muerte de un compatriota.
Si ese cobarde es, además, presidente del Gobierno, mi dedo se torna grito.
ZP es un cobarde (de opereta).
PD: Ojo, que otros estuvieran de caza en fechas de amargo recuerdo también me parece muy fuerte, pero en aquel caso no hábía muertos sobre la mesa. Y el que ahora disfruta de la opera entonces tomó las calles al grito de "asesinos". Que pague ahora la caja de Pandora que abrió el mismo.
Zapatero se reune hoy con los alcaldes de la región afectada por el incendio de Guadalajara - españa - elmundo.es