11 diciembre 2007

El 2 de mayo más emocionante


Pérez-Reverte ha logrado una nueva vuelta de tuerca a su calidad literaria. Ahora, sin tapujos, sin miedos, y con maestría ha plasmado el 2 de mayo en toda su intensidad. Su intensidad humana, sun intensidad dramática y su intensidad patriótica.
Arturo P-R afronta los gestos y las reacciones de los madrileños en aquella fecha con la naturalidad lógica. No le duele que sus personajes maldigan lo peor de España en u na linea para gritar "Viva España" en la siguiente. Ese dolor de España es tan intenso que es la razón fundamental del levantamiento.

Cuando acabé la carrera, en aquel largo verano antes de la mili, me propuse(y conseguí) leer los "Episodios Nacionales" de Galdós. No ovidaré su descripción de los hechos del dos de mayo, pero la frase la tomo del "Sitio de Zaragoza". Ah y estaba en los antigüos billetes de mil pesetas ;-)

Entre los muertos habrá siempre una lengua viva para decir que Zaragoza (Y España)no se rinde.